Documento sin título

De Grandis destacó el ejemplo formativo en los 10 años de escuela secundaria Niño Jesús

 

El Intendente Municipal, Carlos De Grandis, acompañado por los concejales Juan Manuel De Grandis, Walter García y Sonia Grassano, participaron el viernes 29 de marzo de la celebración del décimo aniversario del colegio secundario “Niño Jesús”, en el marco de un acto realizado en la Plaza San Martín organizado por la institución.

Diez años dedicados a la ardua y comprometida tarea de educar, con gozos y penas, con preocupaciones y esperanzas, compartiendo con muchas personas la misión de formar jóvenes.

Del acto participaron miembros del gabinete municipal, religiosas, personal directivo, instituciones educativas, Grupo Despertar, Ciudadanos Ilustres, Ex Combatientes de Malvinas, representantes de organizaciones intermedias de la ciudad, docentes, alumnos y familias.

La directora del colegio, Ana Inés Solhaune, convocó a entregar presentes a los que formaron parte de la escuela en estos 10 años.

“Hemos preparado este momento con mucho cariño. Nacimos, crecimos en identidad, y definimos nuestra misión. Dejamos marcas significativas en cientos de jóvenes en estos diez años”, dijo y agradeció a quienes estuvieron y quienes están. “La pertenencia a la espiritualidad franciscana nos otorga una visión más profunda de nuestra labor”, añadió.

Por su parte, el Intendente Municipal, que semanas atrás inauguró nuevas instalaciones en la parte alta del colegio, con una inversión municipal de 1.832.222 pesos, recordó los comienzos  de la escuela: “Planificamos distintas cosas para que la escuela se quedará en Puerto General San Martín, me pareció que era una linda pelea por dar entre todos. Gracias a las decisiones de la Hermana Superiora se logró que quedará, y luego construimos aulas, un Salón de Usos Múltiples, ampliamos el segundo piso, y siempre estamos haciendo cosas para que esta institución siga creciendo”.

Luego de las actividades previstas en el acto, De Grandis, junto a la directora y parte de la comunidad educativa, condujeron un cofre para que sea enterrado en un espacio del establecimiento, y que contienen mensajes de todas las personas que han sido parte de la historia de la escuela, para ser recuperados dentro de quince años.

“La tierra, guardiana del tiempo y testigo de los eventos naturales y humanos ha de recibir y guardar durante 15 años en su seno, este cofre en el que guardamos imágenes, textos, mensajes, deseos, proyectos, anhelos, de quienes hemos transcurrido, y aún lo hacemos, en estos diez años”, contaron durante el acto.

 

 

Enviar por email Enviar por e-mail

Compartir
Click para volver Volver