Documento sin título

Comercios y empresas locales emplean a jóvenes formados desde la Oficina de Empleo Municipal

 

La gestión del Intendente Municipal, Carlos De Grandis, con el apoyo permanente de los concejales del oficialismo, desarrolla hace muchos años una política pública municipal de brindar espacios de calidad para la formación de jóvenes, y acompañarlos en el proceso de inserción laboral, en una ciudad con fuerte presencia de empresas y comercios.

Lo hace a través de la Oficina de Empleo, que coordina y articula programas de capacitación que surgen, entre otros ámbitos, del Ministerio de Trabajo de la Nación, para acompañar con educación y formación el camino de búsqueda de empleo que emprenden muchos jóvenes.

Los resultados se advierten en una gran cantidad de jóvenes, de entre 18 y 24 años, que ya están trabajando con empleo formal en distintos comercios y empresas de la ciudad y la región.

Los trabajadores de hoy pertenecen al programa “Jóvenes por Más y Mejor Trabajo” del Ministerio de Trabajo de la Nación. A partir que ingresan a la Oficina de Empleo, se desarrollan cursos de formación y salen a buscar trabajo formal. Además, se promueve que terminen el secundario, como requisito esencial, por ello muchos se inscriben en simultáneo a este proceso en un EEMPA.

Perciben una remuneración al momento de llevar adelante un curso o un taller. “Tanto los jóvenes como los que los emplean resultan beneficiados por este intercambio virtuoso. Son chicos sin experiencia, que reciben de parte de nosotros la capacitación necesaria como para iniciarlos en el mundo laboral”, indicó Enrique Zappulla, coordinador de Promoción y Desarrollo local de Puerto.

Estos entrenamientos que hacen los chicos en la empresa duran e 4 a 6 meses, y los resultados con muy buenos. “Al principio costó que se tomara gente sin conocerla, pero cuando llegan de la Oficina de Empleo ya saben que los hemos capacitados. Los chicos cobran un sueldo a través del Proyecto de Inserción Laboral, y tienen el apoyo del gobierno por dos años”, indicó.

En una recorrida de la Oficina de Empleo por estos comercios donde trabajan los chicos, y de la que participaron los concejales Walter García, Jun Manuel De Grandis, y Sonia Grassano, se puso en evidencia la eficacia del proceso de esta política municipal de empleo y formación en tiempos de vaivenes económicos.

Joel Barrios tiene 19 años y se capacitó en la Oficina de Empleo para trabajar hoy en la embotelladora Brisa del Sur. Quien lo empleo, Diego Claro, dijo que “el chico respondió bien llegó de haber sido recomendado por la Oficina de Empleo”. “la expectativa fueron logradas, es responsable, educado y rinde todos los días. Que haya este espacio municipal es muy bueno porque ya vienen recomendados y mandan gente que quiere trabajar”, contó. 

Dos jóvenes de Puerto se desempeñan hoy en la empresa de la ciudad “Matey S.R.L, parabrisas y autopartes". Lucia Matuch, de 20 años, auxiliar administrativa, explicó su experiencia en ese lugar, su primer trabajo formal: “Me anoté en la Oficina de Empleo hace muy poco, estoy cursando el secundario en el Beppo Levi. Hice la entrevista y quedé en la empresa haciendo el entrenamiento de seis meses. La Oficina de Empleo surge por una recomendación por la cantidad de cursos que había”, comentó.

También allí trabaja proveniente de la Oficina de Empleo, Aylén Lavedra. “Empecé en 2013 en la oficina, hice capacitaciones. Luego hice otro entrenamiento. Estoy hace dos meses en Matey, una empresa que ya tenía experiencia en este proceso de recibir jóvenes. Muy contenta, todos son muy buenos compañeros y solidarios”, indicó.

Por otra parte, otros cuatro jóvenes ingresaron junto a las chicas, a trabajar en Matey, pero en la ciudad de San Lorenzo del mismo propietario de la empresa. Alexis García tiene 20 años y contó que “estuve en entrenamiento seis meses y hace tres que estoy con la empresa contratado”. Allí repone parabrisas, lunetas, puertas de automotores. “Sabía algo de mecánica pero el curso me aportó experiencia y me ayudó mucho. Decidí capacitarme y salió esta posibilidad donde se aprende rápido el trabajo”, compartió la experiencia.

Otro de sus compañeros que allí trabaja en el local de San Lorenzo es Rodrigo Decurnex: “Estaba trabajando en un taller mecánico y llevé un CV a esta empresa, y a la semana me contrataron. El paso por la Oficina de Empleo fue gratificante, capacitarnos y luego que salga un trabajo no lo podíamos creer. Mucha alegría. Te acompañan en un camino de búsqueda que te hace sentir más seguro para emprender hacia el mundo laboral”

Enviar por email Enviar por e-mail

Compartir
Click para volver Volver